Flash y punto

Entre dos luces

Acaba octubre y lo hace con destacadas novedades en el curso festivo.

Resulta en cierto modo lejano –que no olvidado- el 9 de octubre pasado, con la celebración de la fiesta de Valencia por excelencia en una llamativa desunidad; en su recorrido desde el ayuntamiento hasta el monumento dedicado al Rey don Jamie la Real Senyera de todos los valencianos pasó de largo la catedral y el Te Deum que rememora tal día señalado, si bien el Arzobispado siguió la tradición con la misa y el canto de alabanza a Dios con tres Senyeras significativas y tal vez más participación que en muchos años.

Llegó el nombramiento de la Regina dels Jocs Florals, en la persona de Bettina Vohringen, alemana de nacimiento y valenciana de corazón. La correspondiente Demanà tuvo lugar en su domicilio de Puzol, donde el presidente de Lo Rat Penat, Enric Esteve, cumplimentó a Bettina y a su Cort d´Amor, en un acto con participación del Cor popular y del Grup de Danses de la centenaria asociación. Así, en el mes de diciembre, será la edición número 132 del certamen.

_MG_3892

Tras la presentación pocos días antes de los bocetos y las maquetas de las fallas de Especial y de las municipales en el evento fallero “Una festa per a tots” -prácticamente la despedida de María y Estefanía con sus Cortes de Honor-, llegó la esperada llamada del alcalde Joan Ribó –desde el Hemiciclo del consistorio municipal- llevando el gozo más ansiado a una niña y una señorita, Sofía y Alicia, desde ese momento Falleras Mayores de Valencia. Noche de sueño e ilusión que tomó forma oficial al día siguiente con la primera visita al ayuntamiento de la capital.

La agenda fallera sigue a buen ritmo (concursos, playbacks, teatro fallero y nombramiento de falleras mayores para el ejercicio. Muy comentada en estos días la asamblea de presidentes, con cambio de ubicación, no tan castiza pero igual de municipal y más segura por cuestiones de aforo.

Pero es tiempo de comenzar el Año Vicentino y acertó en su novedosa iniciativa el altar del Tossal al convocar a las asociaciones y corporaciones de San Vicente Ferrer para comenzar juntos un año en honor al santo patrón. La iglesia de San Nicolás y San Pedro Mártir –ya en el último tramo de su restauración- acogió la eucaristía y el posterior Discurso de Apertura, éste a cargo de Ignacio Sánchez, rector de la Universidad Católica San Vicente Mártir.

Para concluir recordaré que, hace apenas un mes, en este mismo espacio expresaba mi deseo de un otoño templado que, por lo visto, no va por buen camino. Porque lo que para unos son expresión popular, coherencia y modernidad, para otros muchos son recortes de libertades, tradiciones festivas en peligro y manipulaciones radicales.

En todo caso, en una próxima visita al cementerio municipal, con motivo de Todos los Santos y todos los difuntos, meditaré sobre los cambios que van llegando a Valencia y si tiene visos -en un futuro no lejano y en mi ciudad- una sana convivencia.

Previous post

"Cáliz de la Misericordia”, Año Jubilar eucarístico del Santo Grial en Valencia

Next post

Nightfever Valencia: la Luz en la noche de Todos los Santos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *