Lugares

El Mercado de Colón sigue con su centenario dando sabor y color a sus visitantes

Fotos: Manolo Guallart. Textos: Javier Furió.- El Mercado de Colón continua con los actos programados para celebrar sus 100 años de existencia en pleno corazón de la ciudad de Valencia.

_l7a5790

Y allí que se nos fue nuestro retratista de la Valencia más amada a dejar en el centenario la impronta de un auténtico enamorado de la recuperación de lo Nuestro con mayúsculas, especialmente a través de aquellos dos valores o facetas de Valencia que acompañan a ésta nuestra ciudad en el acrónimo de este espacio 2.o: la fiesta y la tradición.

_l7a5798

_l7a5794
_l7a5802

En esta ocasión, la tradición vertía sobre el inigualable espacio del propio Mercado de Colón en su planta en superficie, toda su vertiente gastronómica y pasajística. Cómo no. Así, desde los quesos y embutidos artesanos, excelentes mermeladas, vinos ecológicos, carnes de la más envidiable calidad y el preciado oro líquido español, el aceite de oliva, hasta las rutas montañeras y el turismo activo que ponen en valor nuestro otro tesoro, el paisajístico y natural. Por cierto, hablando de turismo activo, gran montaje el de los clicks rememorando el rafting de -casi nos lo jugamos a las chapas, tan certera era la puesta en escena- los cañones del Gabriel a su paso por Cofrentes.

_l7a5814

El paisaje cerraba su omnipresente representación -valga la redundancia- con el despliegue que el Parque Natural de nuestro amada Albufera vertía sobre un stand para dar a conocer la mayor joya natural que la ciudad de Valencia conserva de su pasado más remoto -los que conocen el origen del primigenio enclave romano, es conocedor de que la Albufera llegaba en remotos tiempos hasta la actual calle de las Barcas-.

_l7a5819

_l7a5822
_l7a5825

_l7a5836

No todo era tradición. Ofertas de turismo de nuevo cuño como el del golf o el nuevo impulso de valores tan valencianos como el arroz -Dacsa sigue buscando su mejor maestro paellero aficionado-, nos muestran nuevos usos y valores como la crema de arroz.

_l7a5848

_l7a5837
_l7a5850

_l7a5855

Se adornó la cosa con la degustación de una de las glorias de nuestra gastronomía autóctona. No se podía imaginar otro colofón más acorde a la atmósfera creada ni más intrínsecamente valenciano: All i pebre para enamorar a propios y extraños. Inigualable.

_l7a5862

_l7a5865
_l7a5874

_l7a5875

_l7a5877
_l7a5885
_l7a5887
_l7a5890

_l7a5897

_l7a5898

_l7a5902
_l7a5908

_l7a5916

_l7a5919

_l7a5922

Previous post

Feria del Coleccionismo Fallero en Nuevo Centro

Next post

Valencia se rinde al sabor del arroz valenciano en la plaza del Ayuntamiento

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *