Semana Santa

La Via Dolorosa por el Grao de Valencia para meditar en Cuaresma

La Cofradía de Granaderos de la Santísima Virgen de los Dolores de la Parroquia de Santa María del Mar promovió en febrero de 2016 una nueva procesión dentro de su gran labor en la Semana Santa Marinera.
María Dolores Salvatore, personaje bíblico de la Dolorosa del Grao
— Estar tan cerca de Nuestra Señora de los Dolores me llena de paz y siempre encuentro refugio en su mirada. Ir vestida de manera similar a como va la imagen titular de mi Cofradía me ayuda a entender el dolor que debió sufrir Maria.
Así surgió la Vila Dolorosa, al inicio de la Cuaresma y como preparación para la Semana Santa. Una procesión de recogimiento y meditación, realizada en silencio. “Es una procesión mucho mas sobria y sencilla que las que celebramos en Semana Santa, donde lo principal es la oración;  por eso el acompañamiento sólo de tambor” -señala Mª Dolores Salvadore, secretaria general de la cofradía, que interpreta cada año el personaje bíblico de la Virgen Dolorosa.
Para esta procesión se utiliza un trono-anda hecho por los miembros de la cofradía expresamente para este acto. Es llevado por 40 personas, hombres y mujeres, con la Virgen vestida con ropa hebrea, con aureola y una corona de espinas en su mano derecha. No lleva flores ni adornos; ante Ella, tan sólo numerosas velas.
Este 5 de marzo se celebró la eucaristía presidida por el obispo auxiliar Arturto Ros y concelebrada por el párroco José Vicente Calza y el vicario parroquial Abel Coll. Estuvieron presentes, acompañando a la cofradía, representantes de la Semana Santa Marinera: Benito Román, por la Junta Mayor de la Semana Santa,  así como miembros de la Hermandad del Santísimo Cristo del Grao, de la Pontificia y Real Hermandad del Santísimo Cristo de la Concordia, de la Cofradía de la Virgen del Carmen, de la Asociación de la Virgen de la Asunción, de los Granaderos de la Soledad, de la Coronación de Espinas, de Jesús con la Cruz, de Padre Jesus Nazareno, de Longinos y del Cristo de Nazaret. También participaron los concejales del grupo municipal de Ciudadanos Fernando Giner (con su esposa) y Amparo Picó.
Al finalizar, el canto “Stabat Mater Dolorosa” acompañado con música de guitarra, comienzo de una larga meditación -paso a paso- con la imagen de la Virgen por las calles del Grao. Y tras el rezo de un responso por los difuntos de la cofradía, la Virgen Dolorosa fue ubicada en el pasillo central, congregando a los Hombres-Trono en el silencio y la oscuridad del templo.
Sólo la voz firme y decidida del Hermano Mayor José María Orero, con la solemnidad debida, para orientar las últimas disposiciones a todos los participantes. Hombres y mujeres preparados para
“ser los Pies” de Nuestra Señora de los Dolores.
El tradicional recorrido por la avenida del Puerto, el Mercado, un tramo del trayecto del tranvía, la sede de los Granaderos, hasta retornar a la parroquia de Santa María del Mar. Silencio meditativo, pasos a ritmo de tambor, con paradas selectas para escuchar e interiorizar el mensaje espiritual de los Auroros de Vinalesa en torno a un candil de luz tenue.
Tras casi dos horas, una última parada en la puerta de la parroquia de Santa María del Mar para sentir la imponente resonancia de los tambores junto a la imagen.
De nuevo la oscuridad para recibir a la Virgen en el interior del templo. La oración final y la bendición del obispo auxiliar Arturo Ros ante la Dolorosa poco antes de ubicarla en su capilla con Jesús muerto y yacente a sus pies.
Prosigue la Cuaresma. Ya está muy cerca la Semana Santa Marinera.

La Cofradía de Granaderos de la Santísima Virgen de los Dolores
Pertenece a la parroquia de Santa María del Mar, en el Grao de Valencia.
Tiene 115 miembros en las distintas categorías de infantiles, granaderos, personajes bíblicos, clavariesas y colaboradores.
Hay constancia de su existencia desde finales del siglo XIX. La cofradía tiene documentación gráfica de principios del siglo XX, también tras la Guerra Civil, llegando a mediados de los años 50 cuando dejó de haber Semana Santa en la parroquia de Santa María del Mar. La refundación de la cofradía se produjo en junio de 1988, volviendo a procesionar en la Semana Santa de 1989.

TODAS LAS FOTOGRAFÍAS

 

(Fotografías de Manolo Guallart)

Previous post

Alboraya acoge la procesión de la Junta de Hermandades de la Semana Santa valenciana

Next post

Patrimonio en común, una exposición sobre las Fallas en El Corte Inglés

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *