Semana Santa

‘Contemplar a Jesús con los ojos de María’ en la Pasión de Benetússer

La Agrupación Cultural de la Pasión de Benetússer  presenta desde hace 68 años una puesta en escena con gran realismo que convierte la población en la Jerusalén que vivió la Pasión de Jesucristo. Lo hace con la implicación total del Ayuntamiento de la localidad y de la parroquia Nuestra Señora del Socorro.

Durante toda la Semana Santa, cada espectador, vecino o participante en una obra que se desarrolla en cinco actos -de más de seis horas de duración-, tiene una visión personal de tantos momentos singulares.

Valencia, Fiesta y Tradición muestra en esta entrevista la mirada de la Virgen María, personaje clave en la Pasión. Este papel lo representa desde hace dos años Elena Sereno -natural de Benetússer- a quien agradecemos sus respuestas, sinceras, personales y al tiempo contundentes. A través de sus palabras y de las imágenes de Manolo Guallart -presente durante toda la representación- podemos sumergirnos en una experiencia espiritual única.

ENTREVISTA A ELENA SERENO (en el papel de Virgen María en la Pasión de Benetússer)

1.- Después de tantos años haciendo papeles en la Pasión, ¿cómo recibes la propuesta de representar a la Virgen?

Pues es para mí un gran honor, lo hago con mucho gusto y muchísima ilusión.

¿Te costó mucho aceptar?

Pues en un principio sí, porque la primera vez que me lo dijeron acababa de empezar a hacer de María Magdalena y el papel de la Virgen María me parecía inalcanzable. Pensaba que no estaba capacitada para hacerlo, como que se me quedaba demasiado grande. No me veía capaz de transmitir tanto sentimiento y tanta emotividad.

Quién me iba a decir que unos años más tarde me vería realizándolo y, como ya digo, con tanta ilusión.

2.- ¿Qué representa para ti el papel de la Virgen en la Pasión?

Es el papel más grande que podré representar jamás. Y lo digo porque yo pertenezco también a otro grupo de teatro amateur de mi localidad y, aunque ya he hecho algunas obras (y las que están por venir), estoy convencida de que el papel de mi vida será siempre haber representado a la Virgen María en La Pasión.

3.- ¿Cómo se interioriza el papel, los textos, los silencios…?

En primer lugar, estudiando bien los textos para empezar los ensayos sin llevar los papeles en la mano y poder concentrarme en la escena, en los gestos, los movimientos.

En segundo lugar, intentando meterme de lleno en la piel del personaje: imaginar lo que sentiría una madre al ver cómo torturan y matan a su hijo, verlo clavado en una cruz… y tratar de reflejar y transmitir ese sentimiento, ese dolor tan grande y desgarrador.

4.- ¿Te has fijado, has cogido referencia de otras Marías o has buscado hacer tu propia interpretación más allá de las indicaciones del director?

Pues los años que hice de María Magdalena pude compartir escena con dos compañeras que hicieron en su momento de Virgen María y, claro que sí, un poquito aprendí de ellas. Pero, indudablemente, cada una tenemos nuestra propia forma de interpretarlo. Y, por supuesto, también siguiendo las indicaciones del director…yo soy bastante disciplinada.

     ¿Has leído o meditado textos bíblicos, escritos o poesías sobre la Virgen, para meterte en tu papel?

Busqué información en la Biblia y también he visionado varias películas que están centradas en la vida de María. Aparte, por supuesto, de la imagen que ya tenía de la Virgen por lo que me enseñaron de pequeña cuando iba a hacer mi primera comunión. Y esa imagen es la de una mujer bondadosa, generosa, humilde, dulce, y un sin fin más de virtudes.

5.- ¿Cuál es momento de la obra más complicado…y el más profundo para ti?

El más complicado es la Calle de la Amargura o Vía Dolorosa, porque cada año le imprimimos más realismo y, prácticamente, es todo improvisado. Únicamente está marcado (metro arriba, metro abajo) el lugar donde se realizan cada una de las tres caídas, la ayuda del Cirineo, el encuentro con su Madre, el gesto piadoso de la Verónica, etc. pero todo lo demás, toda la interpretación es improvisada. Es lo que le da un gran realismo que hace que muchas veces el público se llegue a involucrar produciéndose alguna anécdota que otra, desde insultos a los romanos hasta incluso intentando, de forma espontánea, ayudar a Jesús en alguna de las caídas.

Y, sin duda, el momento más profundo para mí es la escena del Descendimiento. Es la EMOTIVIDAD, así, con mayúsculas. Donde el sentimiento se desborda y el dolor queda reflejado de una manera muy plástica.

También me gustaría hacer mención a una escena que se hizo por primera vez el año pasado y que también es muy bonita. Ésta se produce en el momento en que ya han apresado a Jesús y su madre acompañada por las otras dos Marías y Juan, van a buscarlo para ver dónde lo han llevado los guardias. María se queda sola y habla con Dios. Empieza recordando el momento en el que se le anuncia el nacimiento de Jesús y hace un breve resumen de lo que ha sido su vida desde entonces, como fiel esclava del Señor que acepta todo lo que Él le mande. Pero a pesar de que es conocedora del destino de su hijo, como cualquier madre, no quisiera verlo sufrir todo el martirio que le espera y le ruega a Dios que parte de ese dolor lo deje caer sobre ella, para hacerle más llevadero el suplicio a su hijo.

(En su soledad, María dice:

Todopoderoso. ¿Oyes mi voz? ¿Escuchas a tu hija? Mandaste a uno de tus Ángeles el día que me desposé con José, y sin que yo conociera van, hiciste que el Espíritu Santo descendiera sobre mí. Porque posaste tus ojos en la humildad de tu esclava, soy conocedora del destino de tu hijo, y que será reconocido como Hijo de Dios. Sé, que desde este momento se llamada bienaventurada por todas las generaciones, porque Tú, Todopoderoso, hiciste en mí cosas grandes. que su nombre se Santificará, y su misericordia se derrama de generación en generación sobre los que le temen. Pero, ¿y yo? Soy su madre, y nada pod aplacar este dolor que atraviesa mi corazón. Sabía que tenía que llegar el momento, que es ahora cuando todo empieza. ¿Mas no podrías haberme llamado a tu seno y no tener que padecer este tormento?

¿Acaso no es comprensible, que este hombre al que hoy ultrajan, es a los ojos de una madre, el pequeño al que meció en el arropo de su pecho? Dios mío, no te pido que hagas mi transición más fácil, sino todo lo contrario, que derrames en mí parte del dolor que ha de sufrir mi hijo, pues la carga que has posado sobre su espalda, le será más llevadera si sabe del apoyo del Amor de su Madre. )

 

6.- ¿Cómo es la relación con los demás actores? El papel de María es, quizá, el más importante después de Jesús…

La relación con los demás compañeros es excelente. En cuanto a la importancia de los papeles opino que todos son importantes. Desde el actor que sólo tiene una frase hasta el actor que llamamos “mudo” porque  no tiene texto, pero que sin la participación y el buen hacer de todos no sería posible realizar las escenas. Incluso hay compañeros que no actúan pero están detrás trabajando duro para que todo salga bien. Y eso es lo importante, el conjunto, la unión de todo el grupo para poder seguir -año tras año- sacando adelante la Semana Santa, para continuar con una tradición de 68 años. En la Agrupación Cultural La Pasión de Benetússer, TODOS somos UNO.

7.- ¿Por qué hay que venir a Benetússer para vivir la Pasión?

Pues porque en Benetússer la Semana Santa es muy especial. Tiene una peculiaridad que la hace distinta a otras. Y es que se complementan a la perfección las tradicionales procesiones de las cofradías y hermandades con las representaciones de La Pasión.

8.- En la vida cotidiana, ¿la Virgen María es importante para ti?

Te puedo decir que no salgo nunca de casa sin haberme santiguado. Y, por supuesto, todos los días hay motivos para dar las gracias a la Virgen y a Dios.

9.- ¿Qué te dice esta frase?  “Contemplar a Jesús con los ojos de María”

Esta frase me inspira un gran amor y al mismo tiempo, dolor.

10.- Algo que quieras contar, alguna anécdota de tu papel…

Pues mira, te voy a contar una anécdota que se ha producido este año en la Calle de la Amargura y que no estaba para nada pensada pero ha sido muy emotiva y muy bonita. Como te comentaba antes hay mucha improvisación. Pues bien, al llegar Jesús a los pies del Gólgota (Monte Calvario), ya sin fuerzas, ha quedado tirado en el suelo boca abajo, y uno de los sayones que lo van azotando se ha acercado a Él y, con ensañamiento, le ha puesto un pie sobre la corona de espinas. En ese momento, yo, como su Madre, no he podido evitar correr hacia mi hijo (a pesar del miedo al sayón, que no sabía cómo iba a reaccionar conmigo). He caído de rodillas junto a Él y, abrazándolo, acariciándolo con mucha delicadeza y cariño, lo he incorporado un poco, dándole mi apoyo, besándole en la mejilla…sabiendo que ya me despedía de Él. Ha sido un momento que, sin estar preparado, ha sido estremecedor, emotivo y muy bonito.

María, la mujer del Sí

Como relata Ella misma, María vive la experiencia de ser mujer, esclava del Señor, madre del Salvador. Acepta el plan de Dios en la Anunciación y -tras la ‘Via Mariae’-llega a pronunciar su segundo ‘Sí’ para acoger en su seno a toda la Humanidad. Más allá del personaje representado por una actriz amateur en el conjunto de un elenco artístico entregado a su proyecto, cualquier espectador puede implicarse y vivir su propia fe interiorizando las escenas y los textos que hacen presente -una vez al año y por Semana Santa- la Passión en Benetússer.

En palabras de San Agustín, «La Bienaventurada Virgen avanzó en la peregrinación de la fe y mantuvo fielmente la unión con su Hijo hasta la cruz. Allí, por voluntad de Dios, estuvo de pie, sufrió intensamente con su Hijo y se unió a su sacrificio con corazón de madre que, llena de amor, daba amorosamente su consentimiento a la inmolación de su Hijo como víctima que Ella había engendrado. Finalmente, Jesucristo, agonizando en la cruz, la dio como madre al discípulo con estas palabras: “Mujer, ahí tienes a tu hijo” (Jn 19, 26-27)» (LG Lumen Gentium 58)

Elena Sereno (en el papel de Virgen María en la Pasión de Benetússer) con Manolo Guallart (director de Valencia, Fiesta y Tradición)
Elena Sereno (en el papel de Virgen María en la Pasión de Benetússer) con Manolo Guallart (director de Valencia, Fiesta y Tradición)
Previous post

Un jurado independiente, artístico y fallero elige las Fallas Municipales de Valencia 2018

Next post

El Altar del Tossal , con dos actores en el papel de San Vicente, gana el concurso de milagros

1 Comment

  1. Sergio A.
    21 abril, 2017 at 9:58 am — Responder

    Que buen reportaje y entrevista.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *