Fiestas de Barrio

El Cabanyal celebra a su patrona, la Virgen de los Ángeles

El 2 de agosto fue un a jornada festiva en el Cabanyal. Concluido el Quinario, se celebró el día grande la Virgen de los Ángeles en la parroquia que lleva su nombre en este barrio de los Poblados Marítimos.

La mañana comenzó con el Santo Rosario de la Aurora por las calles adyacentes a la parroquia, seguida de la Misa del Alba por los clavarios y fieles devotos fallecidos. Más tarde, el Rezo del Ángelus y el canto de la Salve solemne en el templo. A mediodía, feligreses y devotos convivieron en una comida de fraternidad.

Por la tarde tuvo lugar la solemne eucaristía presidida por el arzobispo de Valencia, cardenal Antonio Cañizares, y concelebrada por el párroco Jesús Cervera, así como sacerdotes del arciprestazgo, antiguos párrocos y sacerdotes nacidos en este barrio. Fue una misa cantada por el Coro parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Riba-roja.

Con el templo parroquial totalmente lleno, en los primeros bancos estaban falleras mayores y presidentes de varias fallas, también varios concejales del ayuntamiento de Valencia y representantes de los colectivos de la Semana Santa Marinera. En lugar destacado, ‘l´´Órfena’ de este año Amparo Ribes, natural del Cabanyal pero llegada expresamente desde Paría donde vive habitualmente. Este año no ha habido sorteo porque ella fue la única candidata.

 

La figura de l’ orfena
— la tradición de la figura de L´Òrfena, representada por una mujer del barrio que simboliza la fraternidad, la caridad y la atención por los más necesitados. Recuerda la acogida de la cofradía a una muchacha que quedó huérfana el día de la fiesta a principio del siglo XX. Tiene el privilegio de un lugar de honor en la eucaristía y hacer la procesión tras la imagen y delante del clero.

 

 

 

 

 

 

 

Durante su homilía, cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, propuso a las parroquias de los Poblados Marítimos la realización de una peregrinación a la Basílica de la Virgen de los Desamparados con la imagen del Cristo del Grao, un gesto de acción de gracias con la Mare de Déu, con cuya imagen estuvo oculto el Cristo del Grao en la Guerra Civil en las dependencias del Ayuntamiento de Valencia. También habló de una futura ‘salida’ de la Virgen a estas parroquias, tras la reciente visita pastoral.

Igualmente, durante la celebración ayer de la eucaristía, el arzobispo recordó la importancia de celebrar el “perdón de Asís”, la gracia que le concedió el Papa a san Francisco de Asís, “tras implorar el santo el perdón de todos los pecadores estando en la Porciúncula, donde se le apareció el Señor y Nuestra Señora de los Ángeles”, indulgencia que pueden ganar los fieles tras confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Papa.

La procesión por las calles del barrio comenzó con la Policía Local a caballo en uniforme de gala, tabal i dolçaina, la cruz procesional,  falleros, el estandarte, representantes de la Asocciació Cultural de l’ Horta, vicentinos del Altar de la Playa, semanasanteros, niños de 1ª Comunión, jóvenes scouts y miembros de la cofradía delante de la imagen. Tras ella, l ‘ Órfena, el clero, la autoridades civiles y multitudes de felifreses y devotos; tras ellos, la banda del Centro Instructivo Musical de Torrefiel.

El recorrrido permitió el paso por calles con fachas modernistas y muchas otras con sedes de cofradías y hermandades de la Semana Santa Marinera, con las puertas abiertas al paso de la Virgen. El toque manual de campanas realizado por Mestres Campaners anunció el inicio y también el final de la procesión. Poco después la pólvora festiva iluminó la plaza, mostrando la bellísima imagen de la Virgen de los Ángeles en diversos colores gracias a la pirotecnia.

 

La solemne entrada en el templo encuadró por un momento en la distancia la imagen sobre el altar mayor del templo, con el lema ‘Reina de los Ángeles’ como corona, San Francisco de Asís a sus pies y rodeada de ángeles.

Como culminación de un entrañable día de fiesta, el canto de los Gozos, con la devoción del sacristán Enrique Juan y la participación de todos los presentes.

Haciendo balance de estos días, el párroco de Nuestra Señora de los Ángeles y prior de la Semana Santa Marinera, Jesús Cervera, declaró que “al ser la Virgen la titular de nuestra parroquia, con una devoción centenaria de origen franciscano, Ella es para todos nosotros la Madre, la Reina de nuestras vidas. Quisiera que como intercesora que nos ayude profundizar en nuestra fe y ser coherentes como cristianos en el siglo XXI, para vivir los momentos de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo con una gran espiritualidad”.

 

Visita este enlace para conocer más “EL PERDÓN DE ASÍS”

———————————————————-

Aquí tienes el REPORTAJE FOTOGRÁFICO DE LA MISA Y DE LA PROCESIÓN

 

 

 

 

Previous post

Pinedo celebra sus tradicionales Corregudes de les Joies

Next post

El Palmar celebra la romería con el Cristo de la Salud dos días antes de su Año Jubilar

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *