Moros y Cristianos

La Font de la Figuera celebra sus Fiestas de Moros, Cristianos y Contrabandistas

Fotos: Agustín Verdeguer.- Desde el pasado día 2 de diciembre, la Font de la Figuera ha vivido la fiesta de Moros, Cristianos y Contabandistas, una celebración en la que tradición, pólvora y color se combinan convocando a grandes y pequeños en sus calles y plazas.

Así, actos como la fiesta de las banderas y las capitanías, las embajadas, los desfiles de las comparsas, etc., se mezclan con las eucaristías y procesiones en honor a Santa Bárbara, patrona de las fiestas, el volteo de campanas, la romería, el pregón… y claro está, la Entrada de Moros, Cristianos y Contrabandistas, en la que todo el pueblo entero está desfilando o mirando los desfiles.

Una fiesta ésta, la de la Font de la Figuera, con mucha tradición y significación histórica. Y es que la villa fue fundada en 1312 nada menos, por un tal Don Gonzalo García y al año siguiente obtenía ya la ‘Carta Pobla’ de segregación e independencia de la villa de Moixent.

Ya en 1739, debido a la persistente sequía que se estaba padeciendo el pueblo, junto al Ayuntamiento y el clero, decidieron sacar las imágenes de Santa Bárbara y San Sebastián para hacer rogativas para implorar al Cielo la beneficiosa lluvia.

Se cuenta que al inicio de las fiestas, lo más importante eran las embajadas debido a que mediante el diálogo se ganaban guerras simulando a Jaume I en la conquista de la ciudad de Valencia.

 

Existen tres versiones de las embajadas de la Font de la Figuera, dos de ellas anónimas y una tercera escrita por Don Godofredo Ros Biosca.

En el año 1902, la Cofradía de Santa Bárbara, mandó copiar en un libro las Embajadas de la Font de la Figuera, pero el copista no hizo sus versos, sino que se limitó a escribir al dictado lo que los embajadores citaban. A día de hoy, se declama una de las versiones anónimas, por lo que continúa siendo transmitida tal cual se hacía en sus inicios.

En todas las versiones, el primer día de Embajada la proclama el embajador moro en la conversión, con diálogos de fuerzas cristianas. Debido a la extensión del texto, en la actualidad se declama el ‘Despojo’, cuyos versos son una adaptación de los declamados en la ciudad de Villena.

Ya en el siglo XX, don mauricio Pérez escribió el ‘Contrabando’. Consta de un diálogo muy interesante que se desarrolla entre un Cristiano y un Contrabandista, quien ofrece parte de sus pertenencias que ha ido adquiriendo de no muy buenas maneras, con engaños y pillerías a lo largo del camino, al Cristiano que custodia el castillo para poder ostentar el poder sobre el mismo. Este acto se desarrolla el tercer día de fiestas que precisamente es el día de los Contrabandistas.

Durante toda la trayectoria de estas fiestas sólo se han visto interrumpidas en algunas ocasiones debido a la postguerra y a otros tiempos de precariedad. A día de hoy se continúan celebrando con mucha devoción e ilusión estas fiestas que los antiguos pobladores de la Font de la Figuera dejaron un día en su historia, en su memoria.

Your Content Here

VER REPORTAJE COMPLETO EN FLICKR

 

Previous post

La Falla Na Jordana vuelve a sorprender con sus 'Navidades por un tubo'

Next post

Llega la festividad de Santa Lucía con las celebraciones en la ermita

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *