San Vicente Ferrer

La Comunidad Valenciana y Tortosa tendrán un Año Santo Jubilar Vicentino

Ya en 2014, cuando el arzobispo de Valencia era monseñor Carlos Osoro, el Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer propuso al prelado durante una audiencia en el Palacio Arzobispal la oportunidad de solicitar a la Santa Sede un Año Santo Jubilar de cara a la celebración del VI Centenario de santo patrón. La buena acogida de monseñor Osoro a este planteamiento con muchos años por delante, fue ratificada poco después por el cardenal Cañizares en otro encuentro similar con los Caballeros Jurados a su llegada a Valencia como arzobispo.
Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer, tras una reciente audiencia con el cardenal Antonio Cañizares. Foto de Manolo Guallart.
Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer, tras una reciente audiencia con el cardenal Antonio Cañizares. Foto de Manolo Guallart.
La Santa Sede concede Año Jubilar a las diócesis de la Comunitat Valenciana y a la de Tortosa por el VI centenario de la muerte de San Vicente Ferrer
La Facultad de Teología de Valencia y el Colegio Imperial San Vicente Ferrer animan “a todos a unirse a la celebración jubilar”
San Vicente Ferrer en el Compromiso de Caspe (Pintor Bartolomé Matarana. Siglo XVI). Foto de Manolo Guallart.
San Vicente Ferrer en el Compromiso de Caspe (Pintor Bartolomé Matarana. Siglo XVI). Foto de Manolo Guallart.

(Fuente: Agencia AVAN)

La Santa Sede ha concedido, a petición del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, un Año Jubilar a las diócesis de Valencia, Orihuela-Alicante, Segorbe-Castellón y Tortosa, con motivo del VI centenario de la muerte de San Vicente Ferrer, patrón de la Comunitat Valenciana, que tendrá lugar de abril de 2018 a abril de 2019, fecha del aniversario.La celebración interdiocesana del Jubileo Vicetino, que “se abrirá el día de la solemnidad de San Vicente Ferrer de 2018 y se clausurará en la misma solemnidad del 2019”, ha sido anunciada mediante una declaración firmada de forma conjunta, por los obispos de las tres diócesis de la Comunitat Valenciana y de la diócesis de Tortosa, de la que forman parte localidades del norte de la provincia de Castellón.“Tiempo de conversión y para intensificar la predicación del Evangelio”

Cuadro artístico del Altar de la Pila Bautismal en el Concurso de Milagros. Foto de Manolo Guallart.
Cuadro artístico del Altar de la Pila Bautismal en el Concurso de Milagros. Foto de Manolo Guallart.

Así, firman el documento el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares; el obispo de Orihuela-Alicante, monseñor Jesús Murgui; el obispo de Segorbe-Castellón, monseñor Casimiro López; el obispo de Tortosa, monseñor Enrique Benavent; y los obispos auxiliares de Valencia, monseñores Esteban Escudero, Arturo Ros y Javier Salinas.

Según los Obispos, “queremos que este sea un tiempo de conversión personal, comunitaria y pastoral, una ocasión para intensificar la predicación del Evangelio y centrar nuestras vidas en el Señor Jesucristo, y una oportunidad para que todo el pueblo de Dios conozca con mayor profundidad la figura de San Vicente Ferrer”.

Tapiz floral vicentino de 2017 en la fachada de la Casa Natalicia del San Vicente Ferrer (calle del Mar). Foto de Manolo Guallart.
Tapiz floral vicentino de 2017 en la fachada de la Casa Natalicia del San Vicente Ferrer (calle del Mar). Foto de Manolo Guallart.

Comisión organizadora

Para la organización de este Año Jubilar, ha sido creada una Comisión Interdiocesana que, contando también con la colaboración de la “Provincia Hispania” de la orden de dominicos, a la que perteneció San Vicente Ferrer, “será la encargada de coordinar cuantos actos se organicen a tal efecto”.

La Comisión Interdiocesana “tiene como finalidad primera y principal promover e impulsar la renovación espiritual y pastoral del conjunto del Pueblo de Dios que peregrina en nuestras diócesis, a la luz de los valores evangélicos y humanos de la egregia y polifacética figura de San Vicente Ferrer”. Para alcanzar estos objetivos, esta Comisión establecerá el programa de actos que se irán desarrollando a lo largo del año Jubilar.

Inicio del Año Vicentino, promovido por el Altar del Tossal, en la parroquia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir. Foto de Manolo Guallart.
Inicio del Año Vicentino, promovido por el Altar del Tossal, en la parroquia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir. Foto de Manolo Guallart.

Ante la concesión de Año Jubilar Vicentino, el cardenal Cañizares, junto a los Obispos de la Comunitat Valenciana y de Tortosa, realizan una llamada a sacerdotes, diáconos, consagrados y laicos, de las cuatro diócesis, “para orar ya por el fruto de este tiempo de gracia y, al mismo tiempo, para que hagan lo posible por colaborar activa y esperanzadamente en los actos que se organizarán”.

Igualmente, imploran los obispos la intercesión de San Vicente Ferrer, “predicador y apóstol incansable que evangelizó nuestras tierras”, para este Año Jubilar Vicentino “en tiempos en los que urge, de modo especial, ser evangelizadores, secundando la llamada del Papa Francisco a una conversión que nos impulse a ser una ´Iglesia en salida`”.

En las próximas semanas se darán a conocer los templos de las respectivas diócesis en los que se podrá ganar el Jubileo en el Año Vicentino.

Solemne procesión de San Vicente Ferrer en Valencia. Foto de Manolo Guallart.
Solemne procesión de San Vicente Ferrer en Valencia. Foto de Manolo Guallart.

Convocatoria de “Año Vicentino” por el cardenal Cañizares

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, anunció el pasado mes de noviembre la convocatoria de un “Año Vicentino” en toda la diócesis valentina con motivo del VI centenario de la muerte de San Vicente Ferrer y, por ello, solicitó a la Santa Sede la concesión de un Año Jubilar.

Así, el Cardenal precisó que convocaba el Año Santo “para que aprendamos de San Vicente Ferrer y lo sigamos, para que nos dejemos imbuir de su espíritu eclesial y evangelizador, para que conozcamos su personalidad y su obra, sus aportaciones en el campo del pensamiento y en la recomposición de la Iglesia y de la sociedad en Valencia, en España, en Europa, y para que avivemos nuestra devoción a él y lo invoquemos cada día más como intercesor muy principal ante Dios”.

“En San Vicente Ferrer, tenemos a ese santo, a ese hombre nuevo, a ese evangelizador, que, en su época, llevó a cabo una obra de evangelización tan grande y transformadora como ahora la necesitamos”, subrayó el Cardenal recordando cómo el santo valenciano “fue ante todo un evangelizador, un trabajador incansable en el anuncio del Evangelio, en la obra evangelizadora de la Iglesia, a tiempo y a destiempo” .

Además, el titular de la diócesis de Valencia expresaba al convocar el Año Vicentino que “para nosotros, que sentimos la urgencia y la necesidad de una nueva evangelización de nuestras viejas tierras europeas de cristiandad y de reconstrucción humana y cristiana del viejo continente, San Vicente puede constituir un punto de referencia, un estímulo constante para llevar a cabo la misión que él llevó, y que desde el Concilio hasta nuestros días tanto nos está urgiendo el Señor”.

Tradicional rogativa a San Vicente Ferrer y bendición de las aguas del lago en la ermita del Llíria. foto de Manolo Guallart.
Tradicional rogativa a San Vicente Ferrer y bendición de las aguas del lago en la ermita del Llíria. foto de Manolo Guallart.

Una “estupenda noticia” para la Facultad de Teología de Valencia

La concesión del Año Jubilar es una “estupenda noticia para la Facultad de Teología de Valencia que lo tiene como titular desde su creación hace 44 años” y que durante este Jubileo “quiere a contribuir a que se conozca con mayor rigor a San Vicente Ferrer, su persona y su obra -filosófica, teológica, espiritual y predicadora, entre otras- para que todos puedan formarse un juicio más certero de su significado para el tiempo en que vivió y para el tiempo en que vivimos”, ha destacado el Decano-Presidente de la institución académica, Vicente Botella.

Facultad de Teología San Vicente Ferrer en la calle Trinitarios nº 3 de Valencia. Foto de Manolo Guallart.
Facultad de Teología San Vicente Ferrer en la calle Trinitarios nº 3 de Valencia. Foto de Manolo Guallart.

“Nadie como en él, en Valencia, reúne, tantos méritos para ser nuestro patrono”, según Botella, que ha recordado que “durante cinco años (1385-1390) San Vicente Ferrer fue profesor de teología en la Seu valenciana”. El decano ha animado “a todos los cristianos a unirse a la celebración jubilar con su oración y su participación”.

Reliquia de San Vicente Ferrer que se conserva en el Colegio Imperial de Niños Huérfanos, milagro vivo del santo patrón. Foto de Manolo Guallart.
Reliquia de San Vicente Ferrer que se conserva en el Colegio Imperial de Niños Huérfanos, milagro vivo del santo patrón. Foto de Manolo Guallart.

Colegio Imperial San Vicente Ferrer, “milagro vivo” durante 600 años

Para el Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer, fundado por el propio santo en 1410, la noticia ha supuesto “una fiesta muy grande e importante”, ha indicado el clavario director del centro, Jose Ignacio Llópez. Así, pretenden “dar a conocer el contexto histórico, eclesial y cultural de San Vicente, su vida y mensaje” y sobre todo “nos centraremos en el milagro vivo que supone que más de 30.000 niños hayan pasado por el Colegio Imperial en estos 600 años, ejemplo de que la providencia y la acción milagrosa del santo perduran aún hoy”.

Desde el colegio, el más antiguo de Europa dedicado a acoger y educar a los niños más desfavorecidos, este Año Jubilar “permitirá profundizar y descubrir la transcendencia del santo, a nivel intelectual y ascético”, así como “sus valores por encima de los tópicos habituales, puesto que fue un gran santo valenciano, español y europeo”.

 

DESCARGA EL COMUNICADO OFICIAL EN PDF
Previous post

La Cabalgata de Reyes 2018: Todos los detalles

Next post

Los Reyes Magos llegan a Valencia para la gran 'Noche de la ilusión' (AVANCE)

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *