Fiestas de pueblos

El Año Santo del Cristo de la Salud en El Palmar acoge un gran encuentro espiritual con la Cruz como eje central

(Fuente: Agencia AVAN) Fotografías de Félix Perona y de Juan M. Ramón

7 de julio. Centenares de vecinos de las localidades ribereñas del lago de la Albufera se han reunido hoy en torno a sus imágenes patronales de los Cristos crucificados, a los que han llevado en barcas al centro del lago, para luego continuar a la pedanía valenciana de El Palmar, donde ha tenido lugar una misa de campaña, presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

En su homilía, y ante las imágenes de los Cristos crucificados de El Palmar, Silla, Massanasa y Catarroja, el cardenal arzobispo ha recordado cómo “el perdón y la misericordia infinita de Dios, abre la esperanza a todos los hombres” y por ello, “desde la Cruz nos alcanza la salvación nueva y definitiva”.

“Dios mismo, es misterio insondable de amor y de misericordia, Jesucristo es el hijo de Dios, que nos da todo el amor de Dios”, ha añadido. Por ello, el arzobispo de Valencia ha alentado a “descubrir que la libertad de Dios, mostrada por Jesucristo en la Cruz, es para amar,  esa es la verdadera libertad, la libertad para amar”.

En otro momento de su homilía ha resaltado que la Iglesia es como la barca de Jesús “zarandeada” pero al mismo tiempo, “joven y llena de vida” y en la que “Jesús va en ella” y “nos llama a transmitir la esperanza y la alegría a este mundo tan necesitado de misericordia”.

En la misa de campaña, que ha tenido lugar en la plaza de la Iglesia, en El Palmar, han concelebrado los párrocos de las localidades ribereñas, entre otros sacerdotes, y el coro ha estado integrado también por miembros de las respectivas comunidades parroquiales.

“Encuentro de fe y caridad”

En el lago de la Albufera se han concentrado las imágenes de Cristo Crucificado veneradas en las localidades ribereñas, en un “encuentro de fe” con motivo del Año Santo Jubilar del Cristo de la Salud, de El Palmar.

Las imágenes del Cristo de la Salud, de El Palmar, del Santísimo Cristo de la Vida, de Massanassa; Santísimo Cristo, de Silla; y Santísimo Cristo de la Piedad, de Catarroja, han partido desde los puertos de sus respectivas localidades a primera hora de la mañana para encontrarse en el centro del lago.

Una vez reunidas todas las imágenes en el centro del lago de la Albufera, se ha proclamado una lectura del Evangelio, y los fieles han rezado el Credo “como signo de proclamación de nuestra fe”, según el párroco de El Palmar, Gonzalo Albero. El Cardenal, que ha realizardo el recorrido desde la barca que llevaba al Cristo de la Salud, ha bendecido también las aguas.

Seguidamente, las barcas han continuado en romería hasta el embarcadero de El Palmar, desde donde han sido llevadas en procesión las cuatro imágenes hasta la plaza de la pedanía valenciana en la que se ubica también su parroquia y en donde el Arzobispo ha presidido la misa de campaña.

Igualmente, el Año Santo en El Palmar incluye “la vertiente de la caridad y la misericordia, sin las cuales no puede haber manifestación de fe auténtica y significativa”, según el párroco Gonzalo Albero. Por ello, están colaborando con la financiación de un proyecto de ayuda de Manos Unidas.

Así, “la mejor forma de darle autenticidad a nuestra fe y que tenga sentido es estar al lado del pobre y del necesitado”. Por ello, “se trata de un encuentro de fe y de transformación del mundo desde la fe y la misericordia, sino, de nada sirve”, ha explicado.

Todos los donativos que se están recogiendo en las peregrinaciones jubilares a lo largo del año son destinadas al proyecto de Manos Unidas que ayuda a niños en situación de vulnerabilidad en la India, concretamente en el norte del estado de Karnataka. Este proyecto beneficiará a 40 personas de manera directa y a unas 200 indirectamente, según Manos Unidas Valencia.

Un encuentro espiritual (por Manolo Guallart)

Ya culminando el Año Santo Jubilar, la pedanía de El Palmar ha vivido una jornada histórica con el encuentro de las cuatro imágenes de Cristo Crucificado que protagonizan la devoción de toda la zona en torno a la Albufera.

Durante años, vecinos y feligreses contarán con detalles minuciosos cómo acudieron a El Palmar para sentir como propia la convocatoria de la parroquia del Niño Jesús del Huerto, cuyo párroco Gonzalo Albero y la comunidad creyente llevan tiempo realizando una labor evangelizadora de primer nivel y que con este acto han reunido a las parroquias de Silla, Massanasa y Catarroja con sus Crucificados para vivir la fe juntos en el Año Santo.

 

La salida -temprano- del Cristo de la Salud a hombros de sus portadores, realizando el trayecto tradicional de cada 4 de agosto, con música, falleras, fieles, vecinos y valencianos llegados desde la capital. La presencia significativa de numerosos sacerdotes, presididos por el Arzobispo de Valencia, Cardenal Antonio Cañizares, que ya estuvo presente en la romería del pasado agosto y en el inicio del Año Jubilar.

Cerca del ‘lluent’ comenzarán a llegar las embarcaciones con cada imagen de Cristo Cruficado, escoltadas por numerosas barcas de cada población. La lectura del Evangelio y el momento de oración quedan para el recuerdo, entre miradas hacia todos los lados buscando a Cristo y encontrando cada vez una imagen de un mismo Salvador.

Más tarde, todos junto hasta El Palmar, trayecto de unidad, naturaleza y espíritu en una misma aventura, camino de la eucaristía multitudinaria en la plaza junto a la iglesia, presidida por las cuatro cruces con Jesucristo siempre presente en El Palmar. La pólvora festiva, la música, fieles, portadores, medios de comunicación, una comitiva desde el canal de la llegada por las calles de la pedanía, engalanadas por el Año Santo que ha tenido muchas actividades y numerosas peregrinaciones populares.

 

 

Previous post

Fiesta de Moros y Cristianos en Manises

Next post

Se presenta en sociedad el 132 Certamen Internacional de Bandas de Música Ciutat de València

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *