VIRGEN DE LOS DESAMPARADOS

Histórica visita nocturna de la Virgen de los Desamparados a Canet

 

CRÓNICA DE UNA MADRUGADA HISTÓRICA

La llegada de la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados en la madrugada del domingo 26 de julio a la playa de Canet d’ En Berenguer quedará para siempre en la historia de esta localidad valenciana. Devotos de Canet y de pueblos cercanos (Sagunto, La Llosa, entre otros), turistas y veraneantes, acogieron a la Mare de Déu poco antes de las cinco de la madrugada, entusiasmados al verla aparecer en el mar con su habitual iluminación procesional.

Previamente, la Virgen de los Desamparados había sido embarcada en el Club Náutico de Canet en una zodiac neumática del Club de Buceo del propio puerto local, en una maniobra con una grúa y la adecuada protección para el breve trayecto mar adentro.

La playa de Canet -organizada por parceladas delimitadas y solicitadas previamente- fue el escenario natural que permitió un recorrido sin precedentes de la Virgen de los Desamparados por unos 700 metros a ambos lados de un altar presidido por una bellísima talla de Cristo Crucificado, que compartió con el icono histórico de la Virgen contra las Fiebres durante el rezo del Santo Rosario y la posterior eucaristía. Ambas advocaciones protagonizaron un emotivo encuentro junto al mar antes de la misa, presidida por el párroco Manuel Ortí y concelebrada por Álvado Almenar (vicerrector de la Basílica de la Virgen) y otro sacerdote.

Miembros de la Hermandad de Seguidores de la Virgen, con su presidente José Luis Albiach, coordinaron el acto desde su inicio, tanto en el puerto como en la playa, en una excepcional visita de la Virgen tras un largo periodo de inactividad por la situación sanitaria actual.

Todos los momentos espirituales fueron seguidos por los participantes a través de la radio o el móvil mediante una frecuencia de FM, permitiendo la intimidad en la madrugada de Canet. Poco a poco llegó el alba, la luz de un amanecer para el recuerdo. Sin movimiento de personas, uso obligatorio de mascarillas, distancia de seguridad y luz de linternas. Las imágenes, siempre a hombros de portadores, seguidores y devotos.

Tras un breve recorrido por la arena hasta las dunas que delimitan la playa, fuegos artificiales en la despedida, con el regreso de la Virgen contra las Fiebres a la parroquia -donde en estas fechas hay peregrinaciones- y de la Virgen de los Desamparados en su maremóvil hasta su Basílica en Valencia, donde llegó poco antes de las ocho de la mañana.

==============================================

(Fuente Agencia AVAN)

Patronazgo Virgen contra las Fiebres

La visita a la localidad de Canet d´En Berenguer se enmarca dentro del Año Santo Jubilar concedido por la Santa Sede a la parroquia de San Pedro Apóstol por la celebración del V Centenario del patronazgo de la Virgen contra las Fiebres y cuyos actos también fueron suspendidos con motivo de la COVID-19.

La parroquia de Canet, erigida en 1316 por el entonces obispo de Valencia, Ramón de Gastón, recibió del Cardenal Egidio de Vitervo en 1518, un icono de la Virgen en agradecimiento a la ayuda que la población habían dispensado al legado del Papa tras un naufragio en su costa.

Un año más tarde, en 1519, la localidad sufrió unas pestes que asolaron la zona y acabaron con la vida de muchos habitantes que murieron por fiebres altas. Ante esta situación, los fieles sacaron en procesión el icono de la Virgen para pedir su protección.

Ante la sanación de la población, la localidad elevó a Roma la súplica de que la imagen fuera declarada patrona de Canet con el título de Virgen contra las Fiebres. Finalmente, en 1520 fue declarado el patronazgo, así como la indulgencia plenaria para todos aquellos que visiten su capilla, por el papa León X.

Visitas previstas de la Mare de Déu

Con esta visita, la Hermandad de Seguidores de la Virgen de los Desamparados retoma las salidas de la Mare de Déu, tras el tiempo de confinamiento con motivo del Estado de Alarma provocado por la pandemia del COVID-19.

Así, durante los últimos meses fueron suspendidas un total de nueve salidas de la imagen peregrina de la Mare de Déu, programadas para los meses de marzo, abril, mayo y junio, según indica el presidente de la hermandad, José Luis Albiach, que asegura que retoman las visitas con “mucha ilusión”.

Igualmente, ya están previstas las salidas de la imagen procesional de la Virgen para el último trimestre del año, “siempre que las condiciones sanitarias lo permitan, según Albiach. Así, la Mare de Déu visitará en septiembre la localidades de Barx y Genovés, y está previsto que viaje a la pedanía valenciana del Oliveral y la parroquia Cristo Sacerdote de Valencia, en octubre.

Igualmente, ya están programadas visitas a La Vall d´Uxó, Pego y la parroquia Maria Auxiliadora de Valencia, durante el mes de noviembre, según Albiach, que añade que, en la medida de lo posible, se intentarán acoplar las salidas suspendidas durante los meses del confinamiento, en las fechas que haya disponibilidad.

Previous post

La imagen gráfica de las Fallas 2021 será obra de Diego Mir y Fase Studio

Next post

La Casa Natalicia de San Vicente Ferrer será Bien de Relevancia Local

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *