San Vicente Ferrer

El Altar del Tossal , con dos actores en el papel de San Vicente, gana el concurso de milagros

ARGUMENTO

Dani Doménech como San Vicente anciano en L' última confessió con el Altar del Tossal. Foto de Mano0lo Guallart.
Dani Doménech como San Vicente anciano en L’ última confessió con el Altar del Tossal. Foto de Manolo Guallart.

En 1419, viéndose el padre Vicente Ferrer a las puertas de la muerte, hace la última de sus últimas confesiones esperan do la absolución de Dios. Durante la citada confessión revivirá tres milagros en los que él siente que ha pecado y fallado. En el primero pide perdón por el dolor infringido a su madre al entrar al servicio de Dios; en el segundo por la desobediencia a sus superiores; y en el tercero se arrepiente de su falta de humildad al creerse un emisario o enviado del cielo cuando sólo es un vehículo de la voluntad divina. Para finalizar, y tal como se recoge en numerosos documentos, dedicará -antes de fallecer- sus últimas palabras a su tierra: Valencia.

Ángel Canales como San Vicente joven (en la escena con su madre). Foto de Manolo Guallart.
Ángel Canales como San Vicente joven (en la escena con su madre). Foto de Manolo Guallart.

UNA EXPERIENCIA ESPIRITUAL Y VICENTINA

A primera hora, en la segunda jornada del concurso de milagros, el salón de actos de la O.N.C.E. en Valencia estaba lleno a rebosar. Actuaba el Altar del Tossal y había una gran expectación.

Así, en la oscuridad, en un espacio más allá del habitual escenario, una lámpara iluminó una sencilla capilla. El padre Vicente Ferrer, a la edad de 69 años, comenzó su confesión ante el auditorio. Al tiempo, la representación presentó tres escenas de su vida en las que él pensaba que no había actuado correctamente…

Para ello, mientras San Vicente anciano relataba sus vivencias, en la parte central del escenario otro San Vicente más joven mostraba con detalle ese momento concreto de su vida. Dos papeles cuyas sublimes interpretaciones obligaron al jurado a premiar ‘ex aequo’ a ambos actores.

Foto de Manolo Guallart
Foto de Manolo Guallart
Foto de Manolo Guallart
Foto de Manolo Guallart

EL ALTAR DEL TOSSAL, EN LA CIMA

Durante casi hora, la representación tomó forma con un elenco artístico de veinte niños y niñas de la inagotable cantera del Altar del Tossal. Estos pequeños actores tienen vida sólo hasta los catorce años y entre ellos ya no están los ganadores de premios y más premios durante tantos años en lo que va de siglo XXI. Actúan como un grupo sólido, con personajes destacados que han evolucionado en apenas pocos años. El pequeño Dani Doménech, dueño y señor de variados papeles estelares, ya es un gran San Vicente; Ángel Canales ha llegado a la cumbre con su pronunciación valenciana y otro San Vicente para enmarcar; y el prometedor Adrián ha crecido con su Motiló hasta ser el mejor actor de todo el concurso.

En el centro de la imagen, el pequeño Adrián en el papel de Motiló. Foto de Manolo Guallart.
En el centro de la imagen, el pequeño Adrián en el papel de Motiló. Foto de Manolo Guallart.

 

Foto de Manolo Guallart
Foto de Manolo Guallart

A la vista del resultado, podría decirse que -tras apenas un año fuera de su mejor nivel-, el Tossal ha retornado para quedarse.

La original composición del escenario, con varios decorados para los tres milagros relatados, un adecuado vestuario y la magistral dirección del incombustible Juanfran Barberá, conforman a criterio del jurado un conjunto de premios para un currículum inigualable en los últimos tiempos.

El grupo artístico del Altar del Tossal, 1er Premio en el Concurso de Milagros 2017. Con ellos, de izda. a dcha. en la segunda fila, Ampar Cabrera (autora de la obra), José Vila (Clavario mayor), Carmenla Morell (Hon orable Clavariesa), Juanfran Barberá (director artístico) y Javier Doménecha (presidente de la asociación). Foto de Manolo Guallart.
El grupo artístico del Altar del Tossal, 1er Premio en el Concurso de Milagros 2017. Con ellos, de izda. a dcha. en la segunda fila, Ampar Cabrera (autora de la obra), José Vicente Vila (Clavario mayor), Noelia Durbán (Regina dels Jocs Florals de Lo Rat Penat), Carmenla Morell (Honorable Clavariesa), Juanfran Barberá (director artístico) y Javier Doménecha (presidente de la asociación). Foto de Manolo Guallart.
LAS FOTOGRAFÍAS DEL MILAGRO

 

LA FE DE AMPAR CABRERA

Y allí, perdida entre los espectadores, discreta y pensativa, estaba Ampar Cabrera. El idilio de esta ‘grande’ de la poesía valenciana con el Altar del Tossal cuenta con primeros premios sus originales obras vicentinas. Amaneció con ‘La campana de la fe’, asombró con ‘Els tres sermons de Granada’ y con ‘L ‘ última confessió’ ha dado una muestra más de su inspiración, su creatividad, amén de su fe en los milagros de San Vicente Ferrer como vehículo de evangelización.

TODOS LOS PREMIOS

Organizado por Lo Rat Penat y la Junta Central Vicentina, con la colaboración del Ayuntamiento de Valencia,  el concurso ha tenido tres jornadas y catorce participantes, con los habituales Meliana, Pilar y Chirivella en un buen nivel, copando el resto de los premios.

VEREDICTO DEL JURADO CONCURSO DE MILAGROS

 

Previous post

'Contemplar a Jesús con los ojos de María' en la Pasión de Benetússer

Next post

TODAS LAS FOTOGRAFÍAS DEL CONCURSO DE MILAGROS DE SAN VICENTE FERRER

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *