Fiestas de pueblos

La Tomatina de Buñol 2017

Texto y fotos: Javier Furió.- Como todos los años, el último miércoles del mes de agosto, la calle Cid y la Plaza del Pueblo, en Buñol, se desborda de personal para llevar a cabo la guerra más divertida del mundo: La Tomatina.

Desde primerísima hora de la mañana, personas venidas de todos los confines del mundo -Asia, Oceanía, América, África y, por supuesto, de otros países de Europa- comienzan a poner a prueba la capacidad de estas calles del centro histórico de Buñol y combaten los últimos calores de agosto gracias a los manguerazos de agua que desde lugares estratégicos les lanzan. Mojarse o hervir.

Ya hacia las 10 de la mañana, un primer avance de diversión entretiene a los ‘combatientes’ con el palo jabón, un poste untado de jabón con un jamón en lo alto. El que alcance el jamón, ya tiene asegurada la comida este miércoles.

Casi un centenar de periodistas de prensa nacional e internacional, televisiones, periódicos, revistas, radios y portales web; todos quieren vivir y hacer vivir a sus lectores, oyentes, telespectadores, internautas, la esencia de esta auténtica explosión de adrenalina que expulsa nuestros miedos, nuestro estrés, nuestros problemas, dejando aflorar el júbilo, la diversión en estado puro.

Una hora de tomatazos que a medida que va transcurriendo, va tiñendo de rojo el suelo, convertido en una auténtica piscina roja, las paredes, las caras, las prendas… Por ello se recomienda siempre acudir a la tomatina con ropa deportiva, nunca ceñida y, sobre todo, que no nos importe tener que tirarla a la basura una vez finalizada la batalla.

Pensar que todo comenzó en los años 50 con una pandilla de amigos que, aburridos, se pusieron a lanzarse tomates para divertirse… Más de 50 años después, La Tomatina se ha convertido en un fenómeno viral de ámbito mundial, atrayendo la atención y admiración de millones y millones de personas.

Previous post

Morella celebra l'Anunci del Sexeni

Next post

'Descubre Valencia' recorre el centro histórico con sus mitos y leyendas

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *