FALLAS

Proclamación de las Falleras Mayores de València 2018, Rocío y Daniela

(Fotos: Manolo Guallart)

Tras la tradicional llamada realizada por el alcalde de València, el día anterior, a las recién elegidas Fallera mayor y Fallera Mayor Infantil de València 2018, el Ayuntamiento del Cap i Casal se veía de gala este miércoles 11 de octubre para recibir a María del Rocío Gil Uncio y Daniela Gómez de los Ángeles, exultantes de alegría, y a sus respectivas Cortes de Honor, para su proclamación como reginas del mundo fallero para este ejercicio.

El primer acto de su año de reinado, en el que reciben felicitaciones, consejos y parabienes de la sociedad valenciana en todos sus ámbitos, desde el político hasta el económico y el cultural pasando, claro está, por el festivo. Todos y todas quieren dar la bienvenida y demostrarles su cariño a las nuevas Falleras Mayores de València.

 

El alcalde de València, Joan Ribó, era como es preceptivo quien presidía este acto de Proclamación de las Falleras Mayores de València, María del Rocío y Daniela. Acompañado por el concejal de Cultura Festiva y presidente de junta Central Fallera, Pere Fuset, y por otros miembros de la corporación municipal, Ribó ha reivindicado el dinamismo de una fiesta que se transforma y actualiza cada día, ha recordado la importancia que para las Fallas tiene haber sido declaradas patrimonio inmaterial de la humanidad, patrimonio de todos y todas porque es una celebración “abierta, plural e integradora”.

“Hoy este Hemiciclo, donde la palabra cobra su máxima expresión como instrumento de diálogo y convivencia, acoge el acto de nombramiento de las Falleras Mayores de València de 2018, Rocío Gil Uncio y Daniela Gómez de los Ángeles, máximas representantes de nuestra fiesta.”.

Señalaba Ribó que la celebración de estos actos, año tras año, en ese calendario fallero “ha de ser un estímulo para reflexionar sobre la capacidad de evolución de las Fallas, de su capacidad para transformarse y adaptarse a los nuevos tiempos. Ese es el secreto de la larga vida de la fiesta fallera y una de las razones que tuvo en cuenta la UNESCO hace poco menos de un año para declarar las Fallas patrimonio Inmaterial de la humanidad. Una distinción que fue recibida con gran alegría no solo por el mundo fallero, sino por toda la sociedad valenciana.”

Tenacidad y constancia

Añadía el Primer Edil que esa voluntad de las Fallas para pervivir en el tiempo ha sido fruto de que “a lo largo de décadas los falleros y falleras, los valencianos y valencianas, con tenacidad y constancia, hemos sabido mantener viva y actualizar la herencia de ese patrimonio legado por nuestros antecesores”.

Según Ribó, ese “designi d’eternitat” cobra toda su plenitud durante la semana fallera, cuando la ciudad de València muestra su cara acogedora y hospitalaria abriendo las puertas a los visitantes para mostrar el trabajo creativo de los artistas falleros. Las Fallas son un patrimonio común, un patrimonio de todos, y al mismo tiempo no son propiedad de nadie, porque nosotros simplemente somos los depositarios de un legado que habremos de preservar y renovar para transmitirlo a las nuevas generaciones. Somos una pequeña parte de la gran historia fallera.”

Esa parte de la historia-continuaba Ribo- “este año se manifiesta en vosotras, Rocío i Daniela, a partir de ahora representantes de esta fiesta de los sentidos, de esta fiesta total que desborda calles y plazas para expresar la alegría de ser valencianos. “Sois el ejemplo de esa continuidad, de esa eternidad delas Fallas y tenéis la misión de ser embajadoras de nuestra fiesta, de contar al mundo como entendemos y celebramos la vida”.

Designio de eternidad

El alcalde expresaba a las nuevas Falleras Mayores “el apoyo de toda la ciudad, representada por este consistorio, que estará a vuestro lado en todo momento, compartiendo este año tan intenso. También ha glosado el apoyo de las integrantes de sus respectivas cortes de honor, “compañeras y amigas que son el reflejo de una fiesta diversa, plural, abierta e integradora, espacio de convivencia como lo es también nuestra ciudad y como lo son sus barrios, que ellas representan.

“Como la Ciutat Vella, desde donde la llama fallera se extendió al resto del Cap i Casal, vienen Daniela Esteve y Noelia Ibáñez; de los Poblados Marítimos, María Terol y Silvia Vicent; la ciudad que dejó atrás las murallas está representada por Alicia Andrés, Laura Fabra, Lucía Serrano, Lucía Villaba y Vega Calvo; de la Valencia del crecimiento urbano provienen Aitana Piquero, Alba Miquel, María Urios, Marina Giménez, Marta Sahuquillo y Paula Miquel; desde la ciudad más allá del río, os acompañarán Aitana Gómez, Blanca Casabán, Estefanía Mestre, Loli Palanca, Marta Estornell, Meritxell Soler, Mireia Bazaga y Nekal Martínez, y representando las Fallas del área metropolitana estará Marta Sobrino.”, afirmaba Joan Ribó.

El alcalde hablaba del compromiso y a la vez del privilegio de ser Fallera Mayor de València, de la combinación de responsabilidad con el goce de la fiesta desde primera línea, y en este apartado hubo un recordatorio para sus predecesoras, Raquel Alario Bernabé i Clara María Parejo Pérez, y también una referencia a la voluntad de compartir con el resto de ciudades que celebran las Fallas, y de la hermandad con las fiestas hermanas “que hoy está representadas por la bellea del foc de les Fogueres de Sant Joan d’Alacant, Sofía Escoda, i per la reina de les Festes de la Magdalena de Castelló, Carla Bernat”.

“Rocío y Daniela, empezáis hoy un viaje lleno de emociones y de entusiasmo. Un viaje a través de una fiesta llena de matices nuevos que tendréis la oportunidad de descubrir. A nosotros nos quedará el privilegio de compartir vuestra experiencia y de ayudaros a escribir un nuevo capítulo de la historia de las Fallas. Es así como entre todos continuaremos trabajando para mantener vive su designio de eternidad”, dijo Joan Ribó, alcalde de València, en la parte final de su intervención.

Les alfábegues y sesión de fotos

Tras el Himno Regional y el Nacional en el mismo hemiciclo, todos los presentes vuelven al Salón de Cristal para presenciar la entrega a las Falleras Mayores de València de un presente que no por conocido deja de tener su magia e importancia: las famosas y monumentales ‘Alfábegues’ de cerámica, que les presentó su autor, el ceramista Xavier Claur.

El evento, protocolariamente hablando, se cerraba con una sesión de fotos de las nuevas Falleras Mayores de València y sus cortes de honor, ante los medios de comunicación allí congregados.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO DE LA PROCLAMACIÓN
Previous post

La Film Symphony Orchestra vuelve al Palau de la Música con música ‘de Cine’

Next post

El Centenar de la Ploma entroniza una imagen de la Virgen en la capilla de Sant Jordi

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *