Corpus Christi

La procesión del Corpus Christi en Almàssera

Fotos: Manolo Guallart.- Un total de 300 feligreses caracterizados como personajes del Antiguo y del Nuevo Testamento participaron el pasado domingo en la procesión eucarística del Corpus Christi que se celebra en la localidad valenciana de Almàssera.

Danza de 'La Moma' en el Corpus de Almàssera.Foto de Manolo Guallart.
Danza de ‘La Moma’ en el Corpus de Almàssera. Foto de Manolo Guallart.

Cada año Almàssera celebra el Corpus el cuarto del mes de agosto, dos meses después de la fecha de la solemnidad litúrgica, “por el permiso obtenido por dispensa papal después de producirse el ´Miracle dels Peixets` en el siglo XIV”, ha explicado el párroco Vicent Ruix Contelles.

Dentro del programa de celebraciones se incluyen la misa en honor a la Mare de Déu d’Agost, y la eucaristía en honor al Santísimo Cristo de la Fe y la Providencia, este lunes a las 12 horas, ambas en el templo parroquial.

Precisamente este templo parroquial, dedicado al Santísimo Sacramento, conserva en el altar mayor una arquilla de plomo “que según la tradición fue la que contuvo las sagradas formas en 1348, y una tabla del siglo XVII que hace referencia a la arquilla y al milagro”, ha explicado el párroco.

En la procesión estuvieron presentes miembros de Amics del Corpus de la Ciutat de Valencia, con su presidente Francisco Esteve.

 

‘La arquilla de los peces’, en la parroquia de Almàssera desde 1352

Según recoge la tradición, en 1348 un sacerdote llevó una arquilla con las sagradas formas a un morisco moribundo de Almàssera y, al cruzar el barranco del Carraixet, cayó del caballo y perdió las formas consagradas en el agua. En su búsqueda en la desembocadura, los vecinos vieron cómo unos peces las sostenían en sus bocas y se las daban al cura.

En la tabla del año 1675 que se conserva en la parroquia de Almàssera se puede leer la inscripción: “La arquilla de los peces colocada en este armario, se puso en el año 1675 y en este adorno ha venido estando el sagrario desde el año 1352”.

Esta tabla, cuya leyenda rodean cuatro citas bíblicas sobre el arca de la alianza, “fue salvada de ser quemada en la Guerra Civil por Peregrín Lluch, quien la escondió en su casa y la mandó restaurar. Años después su viuda la devolvió a la parroquia, cumpliendo la voluntad de su marido, y desde 2004 la tabla está en la parte posterior del altar”, ha concluido el párroco.

Previous post

La Cordà de Paterna más potente y sonora que se recuerda

Next post

Más de 145.000 kilos de tomate y 20.000 personas dibujan una Tomatina 2018 apoteósica

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *