VIRGEN DE LOS DESAMPARADOS

Histórica visita de la Virgen de los Desamparados a un barrio humilde Madrid

(Fotografías de Félix Perona y de Juan M. Ramón)

Cinco autobuses, vehículos particulares y tren (AVE) con destino a la capital de España. Motivación por todo lo alto, porque se trataba de acompañar a la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados por primera vez a un barrio periférico de Madrid de condición humilde.

Organizada por la Hermandad de Seguidores de la Virgen y la Basílica de Valencia, la expedición madrugó sin duda con ganas de testimoniar esta ‘salida’ histórica de la Mare de Déu. A las 5h 30′ de la madrugada partieron los autobuses desde las Torres de Serranos. Como curiosidad, un autobús completo para la Banda de Cornetas y Tambores de Mislata.

La llegada del maremóvil al barrio de San Cristóbal de los Ángeles en Madrid resultó muy emotiva por el encuentro de los valencianos con el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro (arzobispo de Valencia en el periodo 2009-2014), especialmente con su secretario personal en Valencia Álvaro Almenar, ahora vice-rector de la Basílica de la Virgen de los Desamparados.

Muestras de devoción y cariño de los participantes en la llegada de la imagen de la Virgen hasta la parroquia de San Lucas, con una celebración de la Palabra en el exterior del templo. Una procesión por las calles del barrio trasladó a la Virgen hasta la parroquia de Nuestra Señora de los Desamparados. Junto con la peregrinación valencia estuvieron las Hermanitas de los Ancianos Desamparados y las religiosas de Madres de Desamparados y San José de la Montaña de Madrid. También hubo numerosa representación de la Real Esclavitud de Nuestra Señora de la Almudena, cofradía con historia desde el siglo XVII.

Muy emocionante la entrada de la Virgen de los Desamparados en el templo, totalmente lleno, teniendo en cuenta su gran amplitud. Junto a la Virgen en el altar, el estandarte de los Seguidores y el de la Real Esclavitud, así una imagen de la Virgen de los Desamparados donada por la Basílica de Valencia. La misa fue presidida por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, y concelebrada por Gustavo Zanchetta, obispo argentino colaborador de la Santa Sede, el párroco de los dos templos del barrio, Jaime Vales, y muchos sacerdotes de la diócesis de Madrid junto con otros de la de Valencia. Sobre el presbiterio la luz de la mañana festiva entraba a través de las vidrieras que iluminaban espiritualmente la celebración.

Numerosos niños sentados en el suelo delante del altar, el coro parroquial y una gran expectación en una celebración histórica. La homilía del cardenal Osoro hizo referencia al inicio del Adviento y la venida de la Virgen de los Desamparados, portada por la Hermandad de Seguidores y muchos fieles devotos. Acompañado por dos niñas, realizó una catequesis mariana, con propuestas de confianza en María, que «os está mirando siempre y vale la pena ponerse a sus pies y sentir la necesidad de tenerla como Madre».

El cardenal Carlos Osoro  bendijo la imagen de la Virgen de los Desamparados que había sido donada por el anterior rector de la Basílica de Valencia, Juan Bautista Antón, y entregada por el actual rector, Jaime Sancho Andreu, delegando en el vice-rector Álvaro Almenar.

La nueva imagen de la parroquia Nuestra Señora de los Desamparados

Mide de 1’60 metros de alto, ha sido realizada en resina poliéster con acabado de piedra, por el sistema de reproducción fotográfica en tres dimensiones, su policromía es obra del pintor valenciano Pedro Arrue y su orfebrería, de Francisco Bonillo. Se trata de una réplica de la escultura de la Virgen de los Desamparados que se encuentra el Puente del Mar de Valencia y que esculpió el artista valenciano Vicente Navarro en 1944.

Jornada completa, mariana y fraternal

Más de 300 personas llegadas desde Valencia y otras muchas devotas de Madrid convivieron en este histórico encuentro con la Virgen de los Desamparados. Tras los actos en las parroquias, llegó el momento de la comida -juntos- en el Seminario de Madrid, con posterior visita de los valencianos a la Catedral de Santa María de la Almudena. En un acto lleno de simbolismos, el presidente de la Hermandad de Seguidores de la Virgen, José Luis Albiach, impuso al cardenal Osoro la medalla de Oro de los Seguidores, entregando también dicha medalla a la Virgen de la Almudena. La Real Esclavitud obsequió a la Hermandad una réplica de la Virgen de la Almudena.

 

La expedición valenciana pudo venerar a la patrona de la ciudad de Madrid y de la Archidiócesis de Madrid como momento final de un día para el recuerdo.

PINCHA AQUÍ PARA VER  TODAS LAS FOTOGRAFÍAS DE LA VISITA DE LA VIRGEN A MADRID

 

Previous post

El Convento capuchino de San José acoge la muestra solidaria de belenes con el espíritu de Fray Conrado

Next post

Abre el Belén Monumental de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *