Fiestas ClaveTradicionesVIRGEN DE LOS DESAMPARADOS

La aventura de un reportero en la fiesta de la Virgen (y II)

Domingo de fiesta en Valencia. Es la mañana de la Virgen de los Desamparados, que además este año coincide en la fecha de la festividad. Muchas dudas sobre la climatología, si bien a las ocho menos cuarto no llueve.

"Missa d´Infants" en la plaza de la Virgen. Foto de Manolo Guallart.
“Missa d´Infants” en la plaza de la Virgen. Foto de Manolo Guallart.

 

Tengo la confirmación de que todo va adelante y la plaza tiene las sillas puestas y altar preparado para la “Missa d´Infants”. Cuando llego, mi primera fotografía es un encuadre de paraguas con trajes de fallera y el precioso tapiz; no es lo que yo soñaba hace un par de días cuando me preparaba para las celebraciones, pero hay que adaptarse.

_MG_6361

_MG_6408

 

Autoridades religiosas, militares y civiles, con invitados “vip” en el centro de la plaza, con la Fallera Mayor Infantil de Valencia en lugar de honor. Lamento que la máxima representación municipal tampoco cumpla esta vez con las fiestas religiosas y concretamente con la Virgen, pero esa molestia queda en el olvido porque anhelo disfrutar de este día de forma consciente.

Concelebran con el cardenal Cañizares nueve arzobispos y obispos y más de cuarenta sacerdotes. No tengo ocasión de grabar fragmentos de la homilía, pero queda en mi mente una frase del arzobispo de Valencia, llamando a todos los presentes para “afianzarnos en la fe recibida como la mejor herencia de nuestra historia valenciana”.

Sofía Soler, Fallera Mayor Infantil de Valencia, en la "Missa d´Infants". Foto de Manolo Guallart.
Sofía Soler, Fallera Mayor Infantil de Valencia, en la “Missa d´Infants”. Foto de Manolo Guallart.

Resulta curioso el movimiento de los paraguas duarnte la eucaristía según la intermitencia de la lluvia. En mi caso llevo una protección para la cámara y los objetivos.

Hay un momento en el que los músicos abandonan su estrado porque peligran los instrumentos. Así queda sólo el coro, cobijado por un toldo, junto a la intérprete en lengua de signos que traduce la misa. Tras la ofrenda floral de las falleras, se decide terminar la celebración sin interpretar el himno de la Comunidad Valencia y el himno nacional. Una nueva decepción que toca asumir.

Preparación de la plaza de la Virgen para el Traslado. Foto de Manolo Guallart.
Preparación de la plaza de la Virgen para el Traslado. Foto de Manolo Guallart.

Por momentos la plaza se transforma. La gente toma posiciones: unos en el interior de la Basílica donde ya está preparada la imagen peregrina; otros sobre la tarima o frente a la puerta más cercana a la catedral que aún está cerrada. Los camiones pasan un buen rato retirando las sillas, y en ese tiempo tengo la oportunidad de conseguir dos ubicaciones para el inminente traslado de la imagen de la Virgen a la catedral.

Inicio del Traslado de ma Mare de Déu desde la Basílica. Foto de Manolo Guallart.
Inicio del Traslado de ma Mare de Déu desde la Basílica. Foto de Manolo Guallart.

Dejo constancia que la Providencia permite que tenga el mejor mirador de la plaza, en la Casa Vestuario, a la altura del primer piso, en convivencia con varias personas amables y devotas. Las fotografías de la plaza, el tapiz, los paraguas, la fuente…todo queda para la historia de este día.

Puede resultar poco esclarecedor, pero tomo nota de que el Traslado ha durado veinticinco minutos. Primero la apertura de la puerta, imaginando el bullicio del interior, una larga espera de minutos interminables hasta que -por fin- asoma la Virgen portada por decenas de personas, varias ráfagas de la cámara, los primeros pétalos, devotos por el aire a tratar de tocarla…

Traslado de la Virgen llegando a la Puerta de los Hierros de la Catedral. Foto de Manolo Guallart.
Traslado de la Virgen llegando a la Puerta de los Hierros de la Catedral. Foto de Manolo Guallart.

Llueve y la plaza está dominada por un gran paraguas multicolor que rodea a la imagen, tapada por un plástico tal vez excesivamente rudo. La imagen queda protegida, pero apenas se distingue en el Traslado. Las muestras de fervor popular se suceden y llega el momento esperado, cuando rodea la fuente y la Virgen sigue su camino directamente hacia mi objetivo. Las imágenes son increíbles, muchas de ellas de los devotos, “exidors” en su entorno más próximo, pueblo llano y multitudinario a su alrededor durante todo el recorrido.

Caen pétalos desde la casa Vestuario y pierdo la visión de la Virgen. Entonces todo la decisión más acertada: decido seguirla. Siempre recordaré los pétalos sobre el paraguas y la señora haciendo una fotografía con el móvil, una captura imposible desde el cómodo balcón que ha quedado atrás.

_MG_6796

La calle del Miguelete, apenas a unos metros de la imagen, es la ocasión de sentirme un seguidor más, de hacer el Traslado como tantos miles, de realizar fotografías diferentes. La experiencia me lleva al último tramo bien posicionado, para captar la entrada por la Puerta de Hierros y con la emoción de algunos intrépidos sobre las rejas para tratar de tocarla a su paso.

_MG_6972

Ya en el interior, el instante de volver a verla ya sin el plástico en el altar mayor, la montaña humana que la rodea durante muchos minutos, pasando pañuelos y estampas por su manto, hasta la retirada total para la misa del mediodía. Celebra el cardenal Cañizares, preside la Virgen de los Desamparados.

Descanso obligado tras la experiencia de una noche de sobresaltos y una intensa mañana de emociones con fotografías para el recuerdo. Reviso el material, tarjetas de memoria, batería y objetivos en buen estado pese a los contratiempos.

Fervor popular después del Traslado de la Virgen en el altar mayor de la Catedral. Foto de Manolo Guallart
Fervor popular después del Traslado de la Virgen en el altar mayor de la Catedral. Foto de Manolo Guallart

Ya es por la tarde, la previsión del tiempo no es clara, pero al menos no llueve. Así, comienza el desfile de falleras y más falleras mayores con sus presidentes o acompañantes a un buen ritmo. El tapiz acompaña los encuadres fotográficos ara dejar testimonio, tanto de las falleras como de los representantes de muchas asociaciones, gremios, instituciones y juntas de fiestas que participan en la previa a la solemne procesión.

Preparando la imagen de la Virgen para la procesión con lluvia. Foto de Manolo Guallart.
Preparando la imagen de la Virgen para la procesión con lluvia. Foto de Manolo Guallart.

El cielo comienza a cambiar su aspecto y amenaza lluvia, que se concreta en el momento más inoportuno. Mi habitual entrada en la catedral para contemplar a la Virgen poco antes de su salida se torna una experiencia inesperada, porque en pocos minutos la imagen recibe la protección para el valioso manto -el del Año Mariano- que esta vez no lucirá tras su restauración.

Al menos no es como en el Traslado, ya que la mirada de la Virgen y el Niño hacia los fieles será posible pese a plástico que sólo en parte la cubre. Incienso para la Virgen poco antes de partir a las calles de Valencia.

Procesión de la Virgen por la calle de Caballeros. Foto de Manolo Guallart.
Procesión de la Virgen por la calle de Caballeros. Foto de Manolo Guallart.

Ha salido por la Puerta de los Apóstoles la Escolanía y suenan las campanas del Miguelete. La procesión inicia su paso por la plaza con autoridades municipales llevando a la Virgen, con la tradicional vuelta completa en el centro. Ahora toman en carro procesional, con la Mare de Déu rodeada de flor, los sacerdotes y los seminaristas para acompañarla por el centro histórico. Sigue lloviendo.

Mi estado de ánimo es difícil de valorar. Tal vez sea inapropiado anotar en este escrito que mi salida de la catedral, tras ver a la Virgen entre plásticos, fue entre sollozos apenas contenidos. Pero lo digo porque, ciertamente, ese sentimiento de impotencia por no verla procesionar dignamente con todo su esplendor condiciona mis pasos.

_MG_7620

Decido asegurar la mejor fotografía desde el balcón del Gremio de Pasteleros y Panaderos en la calle Caballeros, un clásico que será portada en la publicación oficial religiosa “Paraula” como otros muchos años. Pero el resto de la procesión resulta complicada como pocas veces.

Subir a un balcón obliga a recuperar tiempo y recorrido de la procesión. Como cada año hay un llamativo exceso de fotógrafos y de cámaras de TV, la mayoría acreditados, que marcan cada procesión (también en la del Corpus); pero, asumido lo inevitable, trato de captar algo interesante y, sinceramente, resulta complicado por la distancia, la acumulación de acompañantes religiosos y otros en torno a la Virgen.

Puede paracer exagerado, pero es una procesión complicada y con pocas fotografías impactantes. Tal vez el encuadre de la Virgen con la Lonja, homenaje personal a la Rura de la Seda que en breve tendrá su protagonismo en Valencia.

Pasa la imagen por el Mercado Central y sigue su paso por San Vicente, con la Escolanía anunciando su llegada con bellísmos temas marianos, con el incienso realzando una atmósfera espiritual en la que me siento muy agusto.

Procesión de la Virgen por la calle de Avellanas. Foto de Manolo Guallart.
Procesión de la Virgen por la calle de Avellanas. Foto de Manolo Guallart.

Lluvia de pétalos en Avellanas, donde comenzó mi aventura. Aquí las fotografías son también un cúmulo de problemas por la aglomeración de cámaras. Así que decido esperar en la puerta de la Basílica para captar la entrada de la Virgen, bellísima bajo la bóveda de Palomino, aclamada por ciento de fieles devotos que llenan el santuario.

Bendición final del cardenal Cañizares tras la procesión de la Virgen. Foto de Manolo Guallart.
Bendición final del cardenal Cañizares tras la procesión de la Virgen. Foto de Manolo Guallart.

Las palabras del arzobispo de Valencia, cardenal Cañizares, la “descoberta” más querida, el Himno de la Coronación y la bendición final del prelado, son el broche a unas jornadas plenas de sentimiento, de experiencia y de aventura, eso sí, con el espíritu a flor de piel, el corazón dilatado a sentir tu amparo y el deseo continuado de darte gracias por inspirar mis pasos en las fiestas y tradiciones valencianas.

Pincha aquí para ver LA FIESTA DE LA VIRGEN EN ESTE

REPORTAJE FOTOGRÁFICO ÁLBUM COMPLETO

Previous post

Nightfever en Valencia, 21 de mayo de 2016

Next post

El traslado de las Rocas, tema del tapiz floral del Corpus Christi 2016

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *